Créditos de la Tesis

Título

La Radiogrametría ósea de la mano y la densitometría en el despistaje diagnóstico de la Osteoporosis

Autor   Dra. Damaris Zayas Hernández
Años 2002-2004
Tutores  Dres. Gil Reyes Llerena y Marlene Guibert Toledano
Asesor  Dr.  Juan Daniel Zayas Guillot

Institución

   Servicio Nacional de Reumatología

Resumen

 

La Osteoporosis se define como una enfermedad esquelética sistémica caracterizada por una baja masa ósea y por un deterioro de la microarquitectura ósea que determina un aumento de la fragilidad del hueso y un incremento subsiguiente del riesgo de fractura.
La fundación Internacional de Osteoporosis planteó en 1994 como definición operativa de Osteoporosis: Todo valor de Densidad Mineral Ósea inferior a -2.5 desviación estándar del valor  medio de la población adulta joven (T score).
Conocemos que la medición de la masa ósea por el método DEXA constituye el Gold Standard para el diagnóstico de Osteoporosis pero todavía no se encuentra al alcance del médico general como método de despistaje en poblaciones con riesgo de fractura.
Decidimos por tanto realizar un trabajo para determinar la utilidad de la Radiogrametría Ósea de la mano en el despistaje diagnóstico de la Osteoporosis, correlacionando sus valores de medición de masa ósea Grueso Cortical (GC) e Índice de Masa Ósea (IMO) con la densidad mineral ósea obtenida por la Densitometría por DEXA. Además identificamos los factores de riesgo que incidieron en la población estudiada y su asociación con los índices radiogramétricos.
Se realizó este estudio en una población de 54 pacientes femeninas en etapa posmenopáusica que asistieron a una consulta de Osteoporosis por aquejar sintomatología dolorosa inespecífica osteomioarticular.  A todas se les realizó Radiogrametría Ósea de la mano no dominante y posteriormente Densitometría con equipo LUNAR.
Analizando los resultados observamos que los valores de GC e IMO descendieron a medida que descendió la Densidad Mineral Ósea hallada por la Densitometría. También encontramos que estos índices radiogramétricos descendieron a medida que avanzaba la edad y a la vez mientras mayor número de factores de riesgo tuviera la paciente para Osteoporosis.
Concluimos además que en el 68.5% de los casos estudiados se correlacionaron ambos métodos completamente.
A partir de lo hallado en nuestra investigación, recomendamos generalizar este estudio a muestras más amplias y representativas, como es la población con riesgo para Osteoporosis y por tanto riesgo de fractura, así como establecer programas de orientación sobre Osteoporosis a toda la población y en especial a la de mayor riesgo.